A hombros de Gigantes

marcosm1 Hace unos días tuve la fortuna de participar en el acto de presentación de nuestro colegio en la UPCT con motivo del encuentro con los futuros máster ingeniero industrial. Se trataba de dar unas conferencias cortas para exponer al alumnado el abanico de sectores en los que los ingenieros industriales podemos desarrollar nuestra profesión, ubicarles entre el maremágnum de titulaciones existentes y dar a conocer los fines del colegio, las actividades que realiza, así como la importante labor de defensa de la profesión que se está llevando a cabo.

Tengo que reconocer que los asistentes aguantaron estoicamente tres horas de realidad concentrada en unas charlas a cuál más interesante, con la posterior mesa redonda y ronda de preguntas.

Durante mi conferencia estaba concentrado en el mensaje que intentaba transmitir cuando, de repente, me reconocí en aquellos escuchantes, me vinieron a la cabeza las inquietudes y desasosiegos que en los últimos cursos teníamos y lo que supuso encontrar en el colegio una referencia para iniciar los primeros pasos en el mundo profesional y, lo que supondrá, aún más si cabe, para todos ellos hoy en día, y recordé aquella frase de Sir Isaac Newton que hamarcosm2blaba del legado intelectual sobre el que se cimienta el progreso: “si he logrado ver más lejos ha sido porque he subido a hombros de gigantes”, esos gigantes que tenemos en nuestro colegio, que atesoran el conocimiento de la profesión después de una vida de voluntad, esfuerzo y talento,  que nos han llevado a un aprendizaje basado en la tradición y en valores como el trato entre iguales y el compañerismo, y que han sido transmitidos a lo largo de los años a través de las relaciones fomentadas en nuestro colegio.

Y ahora, los que estábamos en el salón de grados representado a colegio, trasmitiendo un saber profesional que hemos ido construyendo apoyados en los logros de nuestros predecesores, y todos los que formamos parte de nuestro colectivo, somos los que estamos obligados a transmitir nuestro legado, a conservar este patrimonio para que los futuros compañeros puedan ver más lejos, para llevar los valores de la profesión a una sociedad que nos necesita para su progreso y su desarrollo, a aupar a los que van a ser protagonistas de los cambios socio-económicos de las próximas décadas, y a defender una profesión que, con más de 150 años de andadura, está necesitada de gigantes.

foto marcos

Marcos Mateos Martínez.

Ingeniero Industrial por la Universidad Politécnica de Valencia. Master in Project Management por la George Washington University. Master en Estudios Urbanísticos e Inmobiliarios por la ENAE.

Desarrolla su profesión como autónomo desde 1998 en distintas áreas de la ingeniería y consultoría como la organización, el medio ambiente, la gestión urbanística e inmobiliaria o la gestión de proyectos. Actualmente es propietario de Gruponor Consultores.

 

Anuncios

El papel decisivo de la Ingeniería en la Cooperación al Desarrollo

logo_isf_1La historia nos enseña que el desarrollo de un territorio no es causa de azar, la fe o la simple voluntad. Los niveles de estabilidad, riqueza y bienestar que hemos disfrutado en Europa en las últimas décadas, se han logrado gracias al talento y el empeño de aquellas personas que, durante siglos, han promovido una visión, comprometida y humanista, de la ciencia y la razón como motor del progreso colectivo a largo plazo, frente a las actitudes egoístas, totalitarias y dogmáticas. Aun admitiendo carencias graves en nuestro actual modelo de sociedad, es desde el reconocimiento hacia el esfuerzo de tanta gente que nos precedió, donde muchos entendemos que nuestra generación debe recoger el testigo y continuar avanzando hacia un mundo mejor. Igual que nuestros padres y abuelos, pudieron entender, tras dos guerras mundiales y millones de muertos, la necesidad de promover un nuevo orden internacional, basado en la aceptación de unos Derechos Humanos mínimos, como única forma realmente efectiva de evitar los conflictos armados a gran escala, nosotros, así como nuestros hijos y nietos, hemos de liderar la puesta en práctica de esta visión y el desarrollo efectivo de estos principios, para que no queden en papel mojado y lleguemos a repetir los graves errores del pasado.

 

raulEn este siglo, por primera vez, disponemos de los conocimientos tecnológicos, los recursos económicos y las estructuras productivas globales para poder erradicar la pobreza extrema en el mundo, reducir de forma significativa la mortalidad infantil y el efecto de las grandes epidemias,así como lograr una sociedad global donde la educación primaria sea un derecho universal y comencemos a superar, definitivamente, las viejas discriminaciones por cuestiones de sexo, raza, religión o inclinación sexual. Pero, para afrontar estos grandes retos, recogidos dentro de los objetivos del milenio, y otros nuevos, como el calentamiento global, la crisis alimentaria o la fuerte degradación medioambiental, es fundamental, por un lado, una mayor voluntad política,impulsada desde una clara y firme determinación de toda la sociedad civil y, por el otro, entender y atacar las complejas causas sistémicas que provocan estos efectos.

africaNos enfrentamos a complejas interrelaciones, con múltiples variables en juego, donde nuestra forma de producir y consumir en el Norte, afecta, de forma definitiva, a territorios y personas situadas a miles de kilómetros de nosotros, en los países empobrecidos del Sur,y donde soluciones bien intencionadas pero poco rigurosas, pueden, en muchos casos, agravar el problema. Es en este contexto donde nuestra profesión esta llamada a jugar un papel cada vez más protagonista en el ámbito de la Cooperación Internacional y la Ayuda al Desarrollo, gracias a la capacidad de la Ingeniería para abordar con solvencia cuestiones de elevada complejidad, desde una visión técnica y científica, pero también considerando aspectos de ámbito económico, político o relacionados con la eficiencia en la gestión de los recursos.

Desde Ingeniería Sin Fronteras(ISF), queremos ser parte activa en esta transformación social, en los país del Sur, promoviendo un uso de la Tecnología al servicio del Desarrollo Humano, y en los países del Norte, trabajando por la educación, la concienciación y la acción política, para logar mundo más justo, solidario y sostenible medioambientalmente.Si te interesa conocer más, vista nuestra web o asiste a alguno de nuestros actos públicos. Estaremos encantados de conectar con tu solidaridad.

raul2Raúl Ballester Nortes.

Ingeniero Industrial y Vicepresidente de ISF. Siempre vinculado al ámbito de la I+D+i, el diseño industrial y la creatividad, desde 2012 dirige su propia Startup tecnológica y participa en diferentes programas como consultor y formador orientado a emprendedores.

¿Y SI HEREDA LA VOCACIÓN ?

Rosa miraba hace unos días a su hijo de 2 años que intentaba “arreglar” una radio reloj de mesilla que él mismo acababa de tirar al suelo. Su marido que lo estaba viendo le dijo, ya verás, éste ha salido a ti. De repente, empezaron a asaltarle pensamientos como. ¿Podría ser su hijo Ingeniero Industrial si quiere? Me refiero a Ingeniero Industrial “a secas” la carrera generalista, dura pero magnífica que ella estudió. Es posible que el niño quiera ser bombero o astronauta o filósofo. Sigue leyendo