Orgullosos de ser Ingenieros Industriales

image002Hubo una época en la que antes de acabar la carrera, las grandes empresas se lanzaban cada mes de abril a ejercer de “headhunters” en las Escuelas de Ingenieros Industriales de todas las Politécnicas de España. Buscaban contratar a los mejores estudiantes de cada promoción. Eran los meses que marcaban, con pequeños hitos como este, el final de una etapa de preparación teórica, en un entorno conocido, superada con mucho esfuerzo y dedicación, pero con unas reglas muy claras; que daba paso a otra etapa incierta, desconocida, pero para la que creíamos llegar armados de capacidad y conocimiento. Jóvenes ingenieros industriales aunque sobradamente preparados. Sigue leyendo