A hombros de Gigantes

marcosm1 Hace unos días tuve la fortuna de participar en el acto de presentación de nuestro colegio en la UPCT con motivo del encuentro con los futuros máster ingeniero industrial. Se trataba de dar unas conferencias cortas para exponer al alumnado el abanico de sectores en los que los ingenieros industriales podemos desarrollar nuestra profesión, ubicarles entre el maremágnum de titulaciones existentes y dar a conocer los fines del colegio, las actividades que realiza, así como la importante labor de defensa de la profesión que se está llevando a cabo.

Tengo que reconocer que los asistentes aguantaron estoicamente tres horas de realidad concentrada en unas charlas a cuál más interesante, con la posterior mesa redonda y ronda de preguntas.

Durante mi conferencia estaba concentrado en el mensaje que intentaba transmitir cuando, de repente, me reconocí en aquellos escuchantes, me vinieron a la cabeza las inquietudes y desasosiegos que en los últimos cursos teníamos y lo que supuso encontrar en el colegio una referencia para iniciar los primeros pasos en el mundo profesional y, lo que supondrá, aún más si cabe, para todos ellos hoy en día, y recordé aquella frase de Sir Isaac Newton que hamarcosm2blaba del legado intelectual sobre el que se cimienta el progreso: “si he logrado ver más lejos ha sido porque he subido a hombros de gigantes”, esos gigantes que tenemos en nuestro colegio, que atesoran el conocimiento de la profesión después de una vida de voluntad, esfuerzo y talento,  que nos han llevado a un aprendizaje basado en la tradición y en valores como el trato entre iguales y el compañerismo, y que han sido transmitidos a lo largo de los años a través de las relaciones fomentadas en nuestro colegio.

Y ahora, los que estábamos en el salón de grados representado a colegio, trasmitiendo un saber profesional que hemos ido construyendo apoyados en los logros de nuestros predecesores, y todos los que formamos parte de nuestro colectivo, somos los que estamos obligados a transmitir nuestro legado, a conservar este patrimonio para que los futuros compañeros puedan ver más lejos, para llevar los valores de la profesión a una sociedad que nos necesita para su progreso y su desarrollo, a aupar a los que van a ser protagonistas de los cambios socio-económicos de las próximas décadas, y a defender una profesión que, con más de 150 años de andadura, está necesitada de gigantes.

foto marcos

Marcos Mateos Martínez.

Ingeniero Industrial por la Universidad Politécnica de Valencia. Master in Project Management por la George Washington University. Master en Estudios Urbanísticos e Inmobiliarios por la ENAE.

Desarrolla su profesión como autónomo desde 1998 en distintas áreas de la ingeniería y consultoría como la organización, el medio ambiente, la gestión urbanística e inmobiliaria o la gestión de proyectos. Actualmente es propietario de Gruponor Consultores.

 

Anuncios